Equipos alternos dañan al Tri

Selección Mexicana BLa fórmula de los equipo alternos poco ha funcionado en la historia del Tri. La ridícula actuación que ofreció México en su debut de la Copa Oro 2013, en el que perdió 2-1 contra Panamá, hace recordar otros vergonzosos episodios en los que se recurrió a un cuadro B. Ésta es la cuarta ocasión en que México enfrenta un torneo oficial con un combinado sin estrellas.

Bora Milutinovic fue el primero en armar un equipo secundario. Al verse presionado por los juegos eliminatorios rumbo al Mundial de Francia 98, Bora prefirió llevar a la Copa América Bolivia 1997 a un equipo en el que combinaba jugadores de su equipo A, como Claudio Suárez y Pável Pardo, con la juventud de elementos como Cuauhtémoc Blanco, Adolfo Ríos, Duillo Davino y Paco Palencia, y excluyó a elementos como Carlos Hermosillo, Alberto García-Aspe, Jorge Campos y Benjamín Galindo. El Tri quedó como segundo lugar en la fase de grupos, en la que le ganó a Colombia, le empató a Costa Rica y cayó ante Brasil; en cuartos de final venció en penales a Ecuador. Para la semifinal, ante el anfitrión, Bolivia, los aztecas cayeron por 3-1. Bora y sus pupilos se tuvieron que conformar con la disputa por el tercer lugar, el cual fue para México luego de una victoria por la mínima diferencia sobre Perú con gol del Matador Lui Hernández. La Copa América 97 es el único registro positivo que se tiene de una selección B.

Para el 2000 el Tri, dirigido por Manuel Lapuente, fue invitado a la Copa USA, pero se decidió que Hugo Sánchez guiara al combinado en el que Pumas y Atlas, escuadras que tuvieron un torneo protagónico en la liga mexicana, fueron la base. Sergio Bernal, Joaquín Beltrán, Gerardo Torrado y Daniel Osorno fueron los referentes de aquella plantilla.

El torneo, en el que sólo participaron cuatro selecciones, fue un fracaso para el Pentapichichi y sus muchachos, ya que sólo ganaron un partido, ante Sudáfrica; empataron con Irlanda y perdieron contra Estados Unidos. Acumularon cuatro puntos para un insípido tercer lugar.

Sin duda la peor actuación que ha tenido un conjunto alternativo azteca fue la de hace dos años en la Copa América Argentina 2011, en la que México no ganó un solo partido. El Tri acudió a la justa más importante del continente con un equipo Sub22, debido a que la selección mayor jugaría la Copa Oro. Por primera vez en su historia, México no superó la fase de grupos, en la que perdió 2-1 contra Chile, 1-0 con Perú y 1-0 con Uruguay.

El cuadro alterno que representa a México en la Copa Oro 2013 es el cuarto en la historia y, aunque ya comenzó mal su camino (con la derrota ante Panamá, equipo con el que jamás había perdido), aún tiene tiempo de rectificar, para no pasar la misma suerte que las dos más recientes selecciones B que jugaron algún torneo oficial.(Razon.com.mx, Mauricio Alvarado, 9 de julio de 2013)

Deje un comentario