Jesús Mena apaga brillante etapa del Básquet Mexicano

Jesús Mena

Jesús Mena, director de Conade, ha vuelto a perder el control del basquetbol mexicano, un deporte que ayer regresó al camino de la polémica, declaraciones sin pruebas y un cambio de entrenador: la llegada del estadunidense Bill Cartwright en sustitución del español Sergio Valdeolmillos.

Las autoridades mexicanas, cansadas de recibir críticas de Valdeolmillos, apostaron por la figura de un ex NBA para contentar el entorno nacional. El cálculo falló, generaron más dudas, molestia de jugadores y Mena se levantó abruptamente para terminar una conferencia de prensa que se les salió de las manos.

Cartwright fue anunciado por Juan González, presidente de la Liga Nacional de Baloncesto Profesional (LNBP); pero no argumentó la salida del español. Sería egoísta decir que el resultado fue sólo por Valdeolmillos, no hay que negarle el crédito a los jugadores”, dijo. “Mas que voltear hacia atrás, hay que ver hacia el frente”, sugirió.

Antes, desde España, Valdeolmillos había soltado un golpe más fuerte: “Se me pagó una parte del año pasado y este año absolutamente nada”.

La acusación sacó de control a las autoridades, incapaces de hilar una explicación. “Si Valdeolmillos tiene interés en resolver sus cosas, que tome un avión y al día siguiente está en la Ciudad de México”, sugirió González. “En esta vida nadie es necesario”, añadió.

Las autoridades afirman que, a través de la LNBP, pagaron todos los honorarios del español; éste señala que fue cubierto el contrato por entrenar a los Halcones de Xalapa y falta su labor con la selección.

Son dos cosas aparte, tengo un contrato para la selección donde me pagaba el COM y otro que me pagaba Xalapa. Lo que pasa es que ahora interesa, como no se me ha pagado, mostrarlo de una manera diferente”, afirmó Valdeolmillos. “Puedo demostrarlo”, advirtió.

Enseguida un enviado de la Federación Mexicana de Baloncesto (FMB), la misma a la que Mena pidió el año pasado negociar una solución administrativa a este deporte, intentó explicar a Cartwright, en inglés, las diferencias políticas que existen en México. El exclavadista interrumpió: “De basquetbol no hay federación reconocida. Muchas gracias”, dijo mientras se levantaba para dejar abandonado al nuevo coach.

Mena remató con una advertencia: “Los atletas deben prepararse con los entrenadores que se designen”.

Deje un comentario