Microdepartamentos en Nueva York: aspiración y adaptación

Microdepartamento en Nueva York

En las ciudades es de todos conocido que el espacio para edificar vivienda nueva es escaso, en alguno lugares es nulo, en su mayoría los espacios habitables son departamentos pequeños de entre 35 y 40 metros cuadrados de superficie, ¿pero qué harían si tuvieran la oportunidad de vivir en la ciudad de sus sueños en un espacio de, digamos, 7 u 8 metros cuadrados?

Nueva York, en la isla de Manhattan, debido a sus características geográficas es una de las ciudades con el mayor índice demográfico, donde ya no se puede construir más vivienda y sólo es posible adaptar espacios… diminutos, que son buscados por personas dispuestas a vivir en la Gran Manzana.

Ejemplos de lo adaptable que podemos ser por cumplir parte de nuestras metas son la artista Felice Cohen y el arquitecto Luke Clarke, que habitaron espacios de 8 y 7 metros cuadrados respectivamente. Los atractivos que estos neoyorkinos encontraron fueron el precio del alquiler, que iba de 700 a mil dólares mensuales frente a los 2 mil de un espacio habitual, y que sus “microdepartamentos” estaban ubicados en lugares exclusivos como el Upper West Side y Chelsea.

“Si realmente quieres vivir en Manhattan, necesitas mucho dinero para alquilar una casa normal. La gente viene a Nueva York para vivir experiencias y tienes que priorizar y elegir si prefieres espacio o vivir en esta ciudad”, explicó Felice Cohen.

Luke Clark, por su parte, reconoció que tuvo que ingeniársela para aprovechar hasta el último rincón y poder cocinar, comer, dormir y trabajar en un espacio minúsculo que definió como “una caja de zapatos”.

“Este era el único sitio disponible en la zona donde quería vivir y por el precio que estaba dispuesto a pagar. El que fuera tan pequeño no era parte de su atractivo pero me obligó a sacar mi creatividad y convertirlo en mi casa”, explicó Clark.

Aunque la ley ni permite apartamentos menores a 37 metros cuadrados, dada la demanda de espacios de vivienda, el ayuntamiento de Nueva York aseguró que podría acabar con esta normativa de 1987 para poder construir edificios de microapartamentos de entre 23,2 y 34,4 metros cuadrados para “adaptarse a los nuevos tiempos”.

Estos apartamentos se construirán en edificios modulares ubicados en Manhattan que contarán con balcones exteriores, áreas comunes, una azotea con jardín, un gimnasio o una zona para aparcar bicicletas. Quieren demostrar así que el diseño y la comodidad no está reñida con los espacios pequeños.

El 40% de estos microapartamentos se ofertarían a precios inferiores a los del mercado y estarían reservados para neoyorquinos con rentas bajas y medias, contarían con áreas comunes, balcones, jardines de azotea y espacio para estacionar bicicletas.

Pero, como todo, no faltan quienes quieren abusar del anhelo de vivir en Nueva York, pues hay personas en los barrios exclusivos que ofrecen como vivienda partes traseras de cocheras o desvanes por unos 800 dólares… aunque seguramente no faltará quien los alquile.

Y para que vean como era el microminidepartamento de Felice Cohen, un video:

Deje un comentario