Arte y música, Bob Dylan y sus cambios de humor

Mood Swings - Bob DylanCon el nombre Mood Swings (“Cambios de humor”), el músico estadounidense Bob Dylan repasa la historia de su país durante su infancia y “resucita” su pasión por el hierro con una exposición de esculturas en Londres, Inglaterra, que combina con evocadores cuadros y puertas de automóvil.

La muestra, que será abierta al público este viernes 15 de noviembre en la galería Halcyon, refleja la fascinación del esquivo artista, de 72 años, por la soldadura y el metal.

El cantautor, escritor, escultor, director de cine y pintor, que evitó acudir hoy a la presentación, expone en la Halcyon por primera vez grandes esculturas talladas en hierro, un material que, en sus propias palabras, le ha “rodeado” durante toda su vida y del que se impregnó en su niñez.

“Es casi como si aquí hubiera regresado a sus raíces. Nació en Minnesota, en uno de los mayores yacimientos de mineral de hierro del mundo, y él decía que eso es algo que se podía saborear, se podía oler, que era como si no te lo pudieras sacar del sistema”, dijo a Paul Green, responsable de la galería.

El veterano cantante, un emblema vivo de la cultura norteamericana contemporánea y “una de las figuras más icónicas del siglo XX y del XXI”, en palabras de Green, utilizó trozos de chatarra y viejas herramientas para dar forma a esas enormes esculturas de hierro, que podrán verse hasta el 25 de enero.

Estos materiales industriales representan, con frecuencia, un “estado mental diferente” del artista, que intercala en sus esculturas de hierro algún guiño a su faceta musical, pues se puede ver una guitarra o una clave de sol incrustadas en estructuras metálicas.

Dylan, que arrancó su carrera a principios de los 60, recurre a objetos del proceso industrial, como ruedas, cadenas o martillos y los “resucita, con cuidado, de una manera efectiva” hasta convertirlos “en objetos bellos y sorprendentes, en objetos que la gente puede utilizar, como las puertas que la gente puede abrir y cerrar”.

Entre otras cosas, el visitante a la exposición podrá contemplar varias pinturas y grabados que representan los viajes que realizó el músico a diferentes ciudades y en años distintos, junto a las “puertas de gángster”, puertas de automóviles cosidas a balazos

La exposición, la más amplia realizada hasta la fecha de obras del huidizo cantante folk, dedica una sala a presentar una serie de coloridas pinturas del artista estadounidense junto con el mayor óleo que Dylan ha dibujado en su carrera de más de medio siglo, en la que ha vendido más de 110 millones de álbumes.

Deje un comentario