Jim Morrison, 42 años sin el “Rey Lagarto”

Tumba Jim MorrisonHace 42 años se extinguió su fuego y las puertas se cerraron. Jim Morrison pasó de ser el rockero vocalista y líder de The Doors a convertirse en una leyenda que yace en el cementerio parisino de Père Lachaise al lado de Oscar Wilde, Frédéric Chopin, Edith Piaf y Jean-Baptiste Poquelin “Molière”, , aunque como a todos los ídolos se cuestiona su muerte.

A los 27 años, James Douglas Morrison Clarke, el Rey Lagarto, terminó su pasó por este mundo el 3 de julio de 1971 y se instaló en la inmortalidad de la música. Si bien era consumidor de drogas psicoactivas como el LSD, del peyote por su mescalina y de mariguana, manejando tésis como el suicidio o el asesinato fue una supuesta sobredosis de heroína la que acabó con su vida, siendo el paro cardíaco la razón oficial. Jim Morrison fue encontrado en la tina de baño en su casa del barrio de Marais en París.

Al día siguiente de su muerte, comenzaría su mito, pues todavía es un misterio y hay leyendas urbanas que aseguran que Morrison vive en algún lugar de África o que su exilio se ubica específicamente en ¡Hermosillo, Sonora!

Existen personas que ponen en duda la versión oficial, afirmando que las circunstancias fueron algo extrañas. Se dijo que el padre de Jim sacó el cuerpo de su hijo del cementerio para llevarlo a Estados Unidos, pero fuentes del Père Lachaise aseguran que nadie se puede llevar un cuerpo sin que la administración lo sepa.

Incluso Ray Manzarek, tecladista de The Doors, aumentó las dudas al respecto al declarar:Lápida Jim Morrison
Si existe un tipo capaz de escenificar su propia muerte –creando un certificado de muerte ridículo y pagando a un doctor francés–, poner un saco de 150 libras dentro del ataúd y desaparecer a alguna parte de este planeta –África, quién sabe– ese tipo es Jim Morrison. Él sí sería capaz de llevar todo esto a buen puerto”.

Jim Morrison murió a los 27 años al igual que otros famosos músicos como Brian Jones, Robert Johnson, Jimi Hendrix, Janis Joplin, Kurt Cobain y Amy Winehouse. Su epitafio está escrito en griego antiguo (“Kata ton daimona eaytoy”) que se traduce como “de acuerdo con su propio demonio” o “fiel a su propio espíritu”.

Una de las piezas clásicas de The Doors y Jim Morrison: Light MyFire


Deje un comentario